Riesgos de manejar los servicios básicos via Internet

En su afán de ahorrar costes y “mejorar el medio ambiente” (lo pongo entre comillas porque la verdadera razón es la de ahorrar costes) las empresas de servicios cada vez mejoran más sus portales de atención al cliente on-line. ¿Son estos todo lo seguros que deberían?

Alta de la cuenta online

[portfolio_slideshow include=”1279,1278,1277,1276″]

Aquí podemos observar algunos de los detalles que nos piden para darnos de alta. Como podéis ver son bastante austeros. No es nada que no podamos conseguir si nos encontramos una factura en la calle. Gas Natural es la única que tiene como campo obligatorio los últimos 4 dígitos de la cuenta bancaria (ocultos en las facturas) y aún así no es un dato que no se puede conseguir fácilmente (especialmente si es tu casero).

Análisis

Una vez dentro tendremos acceso a un montón de datos y gestiones. Podremos cambiar el titular, domiciliarlo al número de cuenta que queramos (aunque los nombres no coincidan), ver un listado de facturas, cambiar la dirección para la correspondencia o decidir recibirla exclusivamente on-line y en algunos casos hasta rescindir el contrato.

Con maldad, el abanico de posibilidades que se te abren para una suplantación de identidad en toda regla es inmenso. Pongamos por ejemplo que tu vecino te toca las narices, tiene Endesa, le coges una factura de su buzón y si previamente él no está dado de alta on-line tú lo haces. Podrás manejar su contrato a tu antojo.

SUSPENSO, esa es la nota que se llevan. Si las empresas quieren ahorrarse costes en sus call-center y el papel/envío de las facturas deberían primero asegurarse que las altas en sus portales se hagan de manera segura, comprobando la identidad de manera fehaciente. Están jugando con fuego y tanto los clientes como ellos podrían quemarse.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *